El estilo oriental y el estilo shabby chic son dos estilos poco frecuentes actualmente pero de gran belleza decorativa. No es frecuente ver estos nuevos estilos decorativos en hogares pero quizá sea por la falta de conocimiento. Nosotros os vamos a dar las claves de estos nuevos estilos decorativos para que los conozcáis un poco más.

Estilo Oriental
Una tendencia cada vez más extendida dentro de la cultura oriental es la decoración de hogares por medio del estilo oriental. El exotismo de estos ambientes orientales, unidos a la serenidad, equilibrio y belleza que son capaces de ofrecer son las claves del aumento del estilo oriental en los hogares occidentales. Para crear estos ambientes exóticos, el color es un elemento fundamental. Buscar colores que evoquen a la tierra como marrones, beiges, blancos… para crear la base, combinándolos con pinceladas de negro o colores vivos como el rojo o naranja.

Intentar un acercamiento hacia el estilo minimalista sería un gran acierto, al ser el orden y el uso de elementos imprescindibles una de las claves de decoración en el estilo oriental. Otro punto importante es el campo visual, conviene guardar un campo visual despejado para observar la belleza de los elementos simples. Los materiales reinantes de este estilo oriental son obviamente los propios de la cultura oriental, orientados hacia la naturaleza. Elementos como el bambú, la seda, la piedra, la madera de cedro o el papel de arroz son algunos de los usados para conseguir estos ambientes, combinados en contraste con el agua, las fuentes o inciensos. Los motivos africanos están también muy presentes en el estilo oriental, siendo las figuras de animales salvajes o muebles forrados con pieles, elementos habituales.

El Yin y el Yang con frecuencia se encuentra en estos interiores, así que no es raro ver contrastes de materiales como anteriormente hemos explicado. Un buen ejemplo de este contraste podría ser la combinación entre madera envejecida con acabados brillantes del lacado o la finura de la seda con la resistencia del mimbre. Para ir acabando, un último consejo acerca del estilo oriental es la altura de los elementos decorativos, ya que en estos interiores reinan los muebles bajos casi al nivel del suelo, posibilitando que reposen directamente en el suelo, intentando excluir las patas.

Nuevos estilos decorativos Nuevos estilos decorativos, estilos decorativos, estilo oriental, estilo shabby chic, decoración

Estilo Shabby chic
Un estilo originado en Gran Bretaña que cada día está más de moda es el estilo shabby chic, propio de las grandes casas inglesas de campo, donde predominaba la mezcla entre elementos antiguos con otros modernos y actuales. El estilo Shabby chic tiene un doble significado: por un lado la palabra Shabby significa desgastado o desaliñado, mientras que la palabra chic, significa distinguido, elegante o de moda.

El color principal y predominante de este estilo shabby chic es el blanco, utilizado tanto para paredes como para los diferentes elementos, para dar una mayor sensación de amplitud. Además del blanco, los colores pastel tales como el azul clarito, el rosa, el verde o el beige, son usados con bastante frecuencia combinándolos siempre con el color blanco. Los elementos como la madera o el hierro son imprescindibles para el estilo shabby chic, ejemplos como cabeceros de cama de hierro o armarios de madera, siempre con la mezcla envejecido-moderno, son ideales. Los textiles y tejidos de estilo romántico con estampado floral son los que mejor combinan con el estilo shabby chic.

Complementos idóneos para esta decoración son los juegos de café o té. Es habitual encontrar una mesa de madera blanca en el salón, de estilo elegante pero con aspecto antiguo. Las velas y jarrones antiguos también encajan perfectamente con el estilo shabby chic, así como las grandes cortinas y las lámparas o arañas antiguas patinadas.

Nuevos estilos decorativos Nuevos estilos decorativos, estilos decorativos, estilo oriental, estilo shabby chic, decoración