Dos de los estilos decorativos que más se están utilizando en los hogares son el estilo rústico y el estilo moderno. Son para ambientes totalmente diferentes. El rústico con recuerdo a las casas de pueblo de materiales naturales, mientras que el estilo moderno muy parecido al minimalista. A continuación os vamos a dar las claves de estos estilos decorativos.

Estilo decorativo Rústico:
El estilo decorativo rústico es una elección muy acertada debido a su atemporalidad y su imagen hogareña. La decoración rústica nos retorna a la época de nuestros abuelos en las casas de pueblo, ajenos al estrés de las ciudades, y donde los materiales naturales eran los protagonistas. Actualmente es uno de los estilos decorativos usado con cierta frecuencia en las grandes ciudades.

La gran ventaja del estilo decorativo rústico es la gran libertad que permite respecto a la decoración del hogar, siendo ambientes totalmente rústicos o simplemente con pequeños detalles campestres. Hoy en día, muchas firmas se están dando cuenta de que la tendencia actual es una mezcla con el toque moderno, siendo los materiales naturales (la madera, el hierro, el mimbre o la cerámica), los protagonistas indiscutibles.

Elegir piezas antiguas, huyendo de estilos decorativos de tendencia actual como el moderno y el minimalista, es uno de los principios del estilo decorativo rústico. Consiste en decorar con elementos que añadan una apariencia natural y una estancia acogedora. Los colores protagonistas en estos ambientes son los que evoquen a la tierra, como el beige por ejemplo, y utilizar maderas en tonos neutros o claros para el mobiliario. Por último, aconsejaros la potenciación de la luz natural para ver todo su esplendor.

Estilos Decorativos: Rústico o Moderno Estilos decorativos, estilo decorativo, estilo rústico, estilo moderno, materiales decorativos

Estilo decorativo Moderno:
El estilo decorativo moderno es idóneo para hacer que tu hogar tenga el look actual que tanto se lleva. Es importante seguir una serie de consejos para conseguir el ambiente deseado, y nosotros les vamos a ayudar a ello. Para empezar, recalcar que tiene un gran parecido con el estilo decorativo minimalista y muchos de los principios de este estilo decorativo son aplicables al estilo moderno. Con el estilo moderno, lo primero a tener en cuenta es la huida del recargo de elementos para centrarlos únicamente en los elementos imprescindibles.

Igualmente que en los interiores minimalistas, la simpleza de las formas y el uso de líneas rectas y nada recargadas son claves. Es importante para el estilo decorativo moderno alejar las formas curvas para interiores modernos, así como huir de las ornamentaciones innecesarias. Más de lo mismo ocurre con las superficies, donde se buscará la simpleza de lo liso. En cuanto al color, hay que buscar la claridad, optando por tonos blancos, grises o incluso beiges, pero nunca uses más de tres colores.

Los materiales más adecuados para estos estilos decorativos modernos pueden ser las maderas lacadas, aglomeradas o contrachapadas, el vidrio, el metal o la piel. Otros materiales menso importantes pero también validos son el acrílico y el hormigón, especialmente para cocinas modernas. Una de las claves para conseguir un estilo decorativo moderno es saber combinar todos los materiales anteriores en busca de la armonía perfecta. Para concluir repetir como con el estilo minimalista, potenciar la entrada de luz natural o artificial blanca y potente.

Estilos Decorativos: Rústico o Moderno Estilos decorativos, estilo decorativo, estilo rústico, estilo moderno, materiales decorativos